Como quitar el óxido de una superficie metálica

Como quitar el óxido de una superficie metálica


El óxido es simplemente una reacción química que se forma en el hierro cuando se expone al agua y al oxígeno. Es de color marrón rojizo y de textura gruesa. Este es un tipo de corrosión y cuando se le da suficiente tiempo y el ambiente adecuado, convertirá cualquier objeto de hierro en óxido y se desintegrará por completo.



Si algo se oxida, no significa necesariamente que ya no puedas usarlo o que necesite ser reemplazado. Con un poco de trabajo podrás eliminar ese molesto óxido antes de que le haga daño a tu objeto.


Aquí encontrarás 5 formas naturales de eliminar el óxido y una forma química bastante segura de resolverlo y mantenerlo alejado a través del uso del desoxidante pintóxido de pintuco.


Las 5 mejores formas de eliminar el óxido


¿Sabías que el vinagre blanco es una de esas formas naturales?¿o el limón? Ahora nos damos cuenta de que algunos de estos suenan muy extraños, pero hay una razón por la que cada uno de ellos funciona. Sigue leyendo para que comprendas cómo es que sirven para remover el óxido.


Vinagre blanco

¡El vinagre blanco es un producto que parece estar en casi todos los hogares y se puede usar para una gran cantidad de cosas! - ¡Ahora incluye eliminación de óxido!


Es mejor utilizar este método de eliminación de óxido en superficies que se pueden sumergir y que tienen una cantidad significativa de óxido, como una herramienta.


La razón por la que es eficaz para eliminar el óxido es simplemente porque reacciona con el óxido y hace que se disuelva. Todo lo que necesitas hacer es colocar el objeto en un baño de vinagre blanco, dejarlo actuar durante unas horas y luego limpiar la pasta que ha aparecido. Una vez retirado, enjuagar y secar bien.


Limón y Sal

El uso de limón y sal también es muy eficaz para eliminar el óxido y también es rentable.


Esta es una excelente manera de eliminar el óxido muy leve y es perfecta para usar en cubiertos, por ejemplo, ya que los productos son totalmente naturales.


Simplemente cubre la superficie que necesita ser tratada con una capa de sal. Luego, exprime el limón sobre la capa de sal. Debes utilizar una cantidad generosa de sal y zumo de limón y dejar actuar durante 2-4 horas.


Una vez que se haya mezclado durante un tiempo adecuado, simplemente frota el material con algún elemento exfoliante como un cepillo de alambre o una esponja de metal. Puedes utilizar las cáscaras sobrantes de la fruta para ayudar a eliminar la mayor cantidad de óxido y producto posible.


Enjuaga y listo. Debido a los ingredientes naturales utilizados, es seguro repetir este proceso si es necesario.


Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es otro producto básico en la mayoría de los hogares y lo mejor es que también se puede usar para eliminar el óxido. El método del bicarbonato de sodio se usa idealmente en metales más delgados que tienen una oxidación menor.


Para empezar, necesitas hacer una pasta espesa. Haz esto agregando pequeñas cantidades de agua y mezclándola con el polvo. Quieres que sea muy grueso, ya que si es demasiado delgado, no funcionará tan bien.


Aplica esta pasta de manera espesa y uniforme sobre la superficie que deseas tratar y luego déjala durante 1-2 horas. Una vez que se haya dejado actuar, usa un cepillo de alambre o un poco de lana de acero para ayudar a quitar la pasta y el óxido suelto.


Esta es otra forma segura de eliminar el óxido y también se puede repetir. Sin embargo, si después de algunas aplicaciones descubres que no se elimina más óxido con la pasta, debes probar otro método.


Ácido cítrico

El ácido cítrico es otro de esos productos que se encuentran en la mayoría de los hogares y es muy eficaz para eliminar el óxido. Este método funciona mejor en áreas que tienen un tipo de óxido más severo y especialmente en artículos que pueden sumergirse fácilmente.


Este método es más duro que otros que hemos mencionado, por lo que no recomendamos usarlo en superficies pintadas o con otros recubrimientos ya que puede quitarlas o levantarlas.


Simplemente haz un baño de agua caliente y agrega 2-3 cucharadas de ácido cítrico. Coloca el artículo oxidado en la mezcla, sumergiéndolo completamente si es posible, y déjalo durante varias horas (es lo suficientemente seguro como para dejarlo durante la noche si es necesario).


Después de un tiempo suficiente, retira el artículo del baño y frota el óxido suelto con un cepillo de alambre o lana de acero. Luego, simplemente enjuaga y seca bien.


Productos químicos para eliminar óxido


El método final para eliminar el óxido es utilizar productos químicos. Algunos son extremadamente poderosos y se debe tener mucho cuidado y consideración antes de usarlos.


Uno de los removedores de óxido químicos más utilizados es el llamado pintóxido de pintuco. La aplicación de este químico al óxido crea una reacción química que lo convierte en un compuesto soluble en agua que simplemente se puede eliminar de la superficie rápidamente. Cómpralo en offerta, aquí.


Aunque el pintóxido de pintuco es muy rápido y eficaz, debes saber que debes manejarlo con mucho cuidado. Si este es un método que deseas utilizar, asegúrate de seguir todas las instrucciones de seguridad y aplicación recomendadas.


Como mínimo, debes utilizar guantes, una máscara o gafas protectoras, zapatos cerrados, una camiseta de manga larga y pantalones largos cuando manipules un producto químico como este.


Cómo quitar el óxido con Pintuco




Se recomienda aplicar el pintóxido a temperatura adecuada y en lugares con poca ventilación para darle la mayor eficacia posible.

Finalmente


Con estos trucos y consejos podrás eliminar las molestias causadas a tus artículos o equipos debido al inoportuno óxido. Ten en cuenta que algunos procedimientos debes hacerlos con cuidado para no dañar la pieza ni causar daños a tu piel.


Si tienes otros trucos o consejos, no dudes en dejarlos en la sección de comentarios a continuación.






7 vistas0 comentarios
Envíos_Gratis_Barranquilla_Puerto_Colom