Cómo quitar óxido en metal en lugares difíciles


Te has preguntado ¿cómo quitar óxido de metal en sitios difíciles de alcanzar? A pesar de qué haya innumerables productos en el mercado, los que no estamos familiarizados con el mundo del metal solemos confundirnos y no dar con lo que buscamos.


Hace días, estuvimos presenciando una clase acerca del cuidado del metal en estructuras grandes, medianas y caseras. Y de cualquier tipo de metales y galvanizados. Resulta que se pueden usar una gran variedad de productos y químicos para quitar el óxido y proteger nuestros metales desde casa.


Quitar el óxido del metal en casa


Tratemos de enumerar que metales tenemos en casa que puedan estar oxidados: una reja, una mesa, ventana y alguna chapa. El óxido, en especial en zonas expuestas a la humedad y en regiones geográficas costeras, es una amaneza constante.


Pintóxido, de Pintuco, es una solución de uso casero o profesional que no requiere de conocimiento científico para ser aplicado, aunque sí deberás seguir algunos pasos específicos y tomar ciertos detalles en cuenta.


Cómo quitar el óxido al metal con el desoxidante pintuco


DESCRIPCIÓN


Pintóxido es un preparador químico de superficies ferrosas que actúa transformando

en sales, los óxidos de hierro duros e impermeables que son difíciles de

eliminar con limpieza tipo manual- mecánica.


USOS


Ideal como preparador de superficies para transformar el óxido de hierro

que es difícil de suprimir manualmente con papeles de lija, cepillos de

alambre, rasquetas o martillos metálicos, o mecánicamente con cepillos

eléctricos giratorios, para limpieza de tipo mecánico.


Ventajas y Beneficios


  • Preparador de superficies ferrosas y galvanizadas

  • Transformador de sales y óxidos impermeables

  • Ideal para uso en áreas de difícil acceso para preparación manual-mecánica.

  • Producto en un solo componente, fácil de aplicar

Preparación del producto y Aplicación



Aplique al metal el producto con una brocha de cerda natural o sumerja el objeto metálico en Pintóxido hasta humedecerlo bien, dejando actuar el producto durante 4 horas para que la transformación del óxido sea completa (a 25°C), y luego retire el objeto para exponerlo al aire.


Se debe procurar que el producto penetre muy bien en las zonas oxidadas para que ataque el óxido incrustado profundamente, lo cual se observa con la aparición de un polvillo blanco (sales) en las zonas que estaban oxidadas.


Luego elimine con cepillo fibra o de alambre, o con una estopa limpia las sales blancas y el exceso de Pintóxido, y proceda con la aplicación de inmediato de una anticorrosiva Pintuco® apropiada para el metal y al ambiente donde estará expuesto.


Se recomienda evitar la aplicación de Pintóxido en lugares con excesiva ventilación porque pierde su efectividad y su uso en metales que van a ser protegidos con pinturas para altas temperaturas (evite el uso de Pintóxido y otros acondicionadores).


El metal debe estar a una temperatura inferior a 30°C evitando que el producto pierda su eficiencia. Para objetos metálicos en exteriores, se recomienda aplicar el Pintóxido en las primeras horas de la mañana o por la tarde cuando la temperatura haya disminuido.


Tenga en cuenta que el tiempo de actuación del producto mencionado puede variar de acuerdo con la temperatura ambiental y el espesor de película aplicado.


Consecuencias de no prevenir o quitar el óxido del metal


La perdida puede ser irreparable. Muchas veces no hay remedio y es necesaria la sustitución de partes o maquinas enteras. Esto implica perdida incalculable en el caso de negocios y empresas pequeñas.

No solo es preocupante el costo de la reparación, sino que cuando la maquina está averiada pierdes/o dejas de ganar dinero, lo cual es nocivo para tu flujo de caja.

Son incontables las consecuencias. La corrosión puede causar efectos negativos cosméticos (una maquinaria que parece antigua es más difícil de rentar).

Si quieres conservar tu maquinaria trabajando entonces tendrás que prevenir la corrosión.


De la misma manera, las rejas y ventanas oxidadas le darán un aspecto terrible a tu hogar. Puedes corregir la oxidación de los metales en tu hogar con procesos simples de maquinaria manual.


La corrosión y la oxidación pueden provocar contaminación de los productos. Si la maquinaria utilizada para fabricar productos comestibles se corroe, es probable que el producto final se contamine, lo que podría tener graves consecuencias para la salud de las personas. Los contaminantes peligrosos también pueden ser liberados al aire, llevando a la contaminación del ambiente.


Por todo esto es indispensable dar mantenimiento adecuado (limpieza, pintura, lubricación, etc.) a toda maquina e invetir en productos de calidad para ello, en lugar de ahorrar un poco y terminar con un desastre peligroso y costoso.



2 vistas0 comentarios
Envíos_Gratis_Barranquilla_Puerto_Colom