Cómo reparar una tubería rota bajo el piso en 7 pasos

Reparar una tubería rota parece ser un proyecto costoso y lento, pero no tiene por qué ser así. Al dividir este problema en pasos manejables, puedes reparar esa tubería de agua subterránea tu mismo, o al menos asumir algunas partes, reduciendo así el costo total del proyecto.


La reparación de una tubería de agua subterránea a menudo es menos ardua que la reparación de una línea de alcantarillado o agua negra, ya que la línea está ubicada más cerca del nivel del suelo. Además, la excavación se puede realizar a mano, lo que elimina la necesidad de contratar una costosa excavadora.


Los componentes son fáciles de comprar en la ferretería más cercana a tu casa donde encontrarás gran variedad de elementos para la reparacion de tuberias de PVC, de hierro o de cobre. Ferreterías en Cali te ofrecen gran variedad de artículos a precios muy económicos.


Consideraciones de seguridad antes de reparar grieta en tubería


Antes de excavar en tu casa o jardín, siempre debes tener las líneas de servicios públicos marcadas por el sitio por donde deben pasar. Por lo general, cada uno de estos servicios vienen con indicaciones de colores con pintura que indica azul para las tuberías de agua potable, rojo para los cables eléctricos, verde para las tuberías de aguas servidas y naranja para el gas, el aceite y el vapor.


Debes consultar con tu oficina local de permisos para obtener información sobre zonificación y permisos. Consulta los documentos del título de propiedad de tu casa para obtener información sobre las servidumbres que pueden atravesar tu casa o jardín.


Métricas del proyecto de reparación de una grieta en tubería de agua potable


  1. Tiempo de trabajo / total: 1 a 2 días

  2. Nivel de habilidad: intermedio

  3. Costo del material: Entre 25 y 75 Dólares


Lo que necesitarás

Herramientas y equipos:

  • Pala

  • Cincel

  • Lona

  • Martillo

  • Destornillador y llave ajustable

  • Herramienta de corte de agua / gas dedicada (opcional)

  • Cubeta

Materiales


  • Tubería de servicio de la línea de agua de repuesto (generalmente de ½ a 1 pulgada de diámetro)

  • Hilo, goma para pegar PVC.

  • Union Patente

  • Estacas de madera


Ferreterías online te pueden proveer de todas las herramientas y materiales que necesites. Hay ferreterías en Bogotá que trabajan las 24 horas del día y además te llevan tus pedidos a domicilio.


Algunos indicadores comunes de una fuga en su línea de agua subterránea


Estos indicadores incluyen uno o varios de los siguientes síntomas:

  1. Aumento inexplicable de las facturas de agua.

  2. El indicador del medidor de agua gira a pesar de que no hay agua dentro o alrededor de la casa.

  3. Puntos húmedos y blandos en la casa o en el patio.

  4. Césped o suelo empotrado o hinchado

  5. Baja presión de agua de los grifos o regaderas de la casa.


7 Pasos para reparar la tubería de agua agrietada


1- Localiza la fuga de agua


Una vez que conozca el área general de la fuga, identifica su ubicación precisa. Una forma de hacerlo es colocando una línea de visión desde el medidor de agua del lado de la calle de tu casa hasta el punto donde el agua ingresa a tu casa.


La señal de humedad se esparce en primer lugar a lo largo de la tubería, dejando una huella alrededor fácil de apreciar. Marca la zona con estacas de madera si es un piso de tierra o con cordel y pequeños clavos alrededor si es un piso de concreto.


Si quieres ver variedad de ofertas en materiales e insumos para reparar fugas de agua, busca ferreterías en Medellín, allí podrás conseguir grandes descuentos.


2- Desconecta el agua de la casa y de la calle


Busca la válvula de cierre de agua de tu casa y ciérrela. Abre la caja del medidor de agua de la calle, ubica la válvula al lado del medidor, en el lado de la casa del medidor (no en el lado de la calle). Gíralo con cuidado en el sentido de las agujas del reloj.


Es preferible utilizar una herramienta de corte de agua / gas dedicada. Si no tienes una, puedes colocar una llave ajustable sobre la válvula y girar la llave con un destornillador insertado en la parte posterior de la llave.


3- Abre una zanja


Extiende la lona junto al área sospechosa de la fuga. Tu cordel o cuerda debe indicar un eje; la mayor concentración de agua en el suelo debe proporcionar el segundo eje. Retira el cordel.


Coloca el césped o los escombros de concreto o la tierra encima de la lona. Si deseas reutilizar el césped, córtalo con cuidado con una pala y colócalo a un lado en un área separada.


A diferencia de las líneas de alcantarillado, que pueden estar varios metros por debajo del nivel del suelo, las líneas de servicio de agua generalmente están ubicadas a pocos centímetros del suelo.


4- Drena el agua de la trinchera


Saca agua de la zanja con un balde. Hacia el final, drene el resto del agua con una aspiradora en modo húmedo (si no la tienes búscala en la ferretería mas cercana).


5- Repara la línea de agua


Según la antigüedad de tu hogar y las modificaciones posteriores, tu línea de agua subterránea puede ser de cobre, PVC, acero galvanizado, CPVC o PEX. Reemplaza la línea con materiales similares utilizando uniones patente si es el caso. Normalmente, esta tubería tendrá un diámetro de entre ¾ y 1 pulgada.


La mayoría de los códigos especifican que una línea de agua subterránea no debe tener menos de 3/4 de pulgada de diámetro y que debe estar separada de cualquier línea de desagüe o alcantarillado por no menos de 1 metro de suelo compactado.


6- Prueba la reparación


Abre el agua en el medidor girando la tuerca en sentido antihorario. Examina tu reparación bajo presión para asegurarte de que sea segura. Si permite el trabajo, deja la zanja abierta un tiempo prudencial.


7- Rellena la cavidad